Es difícil encontrar un papá o mamá trabajadora que no se haya sentido culpable por pasar mucho tiempo lejos de sus hijos. A menudo se preguntan: ¿debería pasar más tiempo con mi pequeño? ¿Cómo lo hago para trabajar y tener calidad de vida familiar? ¡No se desesperen! Tenemos buenas noticias.

Un estudio publicado en la prestigiosa revista Estadounidense Child Development(Desarrollo Infantil) en abril de 2007 concluyó que la calidad de la relación padres-hijos tiene una influencia mucho más fuerte en el desarrollo intelectual, social y emocional de sus hijos que la influencia que pueda tener el cuidado no parental (ej. guarderías), sin importar cuánto tiempo pase el niño bajo este cuidado.

Estos resultados son muy alentadores para los padres que tienen a sus hijos en algún tipo de guardería y se preocupan del impacto que esto tiene en su desarrollo. El estudio se inició en el año 1991 y siguió a más de 1300 niños desde su nacimiento hasta que llegaron a sexto grado en la escuela (aproximadamente 11 años). El estudio reveló que los niños que tenían a mamás más sensibles, que respondían a sus necesidades y les proporcionaban apoyo tenían mejores resultados en lectura, matemáticas y vocabulario en quinto grado y sus maestras decían que tenían mejores hábitos de trabajo y habilidades sociales cuando estaban en sexto grado.

Estos resultados afirman lo que muchos padres ya saben, que son la influencia más importante en el desarrollo de sus hijos y con su cuidado y cariño, tienen un impacto positivo en su crecimiento. ¿Quiere esto decir que no importa qué hacemos con nuestros niños cuando no están con nosotros? La respuesta es claramente no. El estudio también demostró que los niños que habían recibido cuidados de alta calidad tenían mejores resultados en pruebas de vocabulario en quinto grado. También algunos niños que habían pasado más tiempo en centros de cuido demostraban comportamientos más negativos en sexto grado.

Los investigadores nos recuerdan la importancia de encontrar centros de cuido de calidad que promuevan el desarrollo intelectual, social y emocional de nuestros hijos. Si necesitas ayuda para buscar el cuido adecuado para tus hijos, no olvides leer nuestro artículo acerca de cómo escoger una guardería.

En conclusión, recuerda que lo más importante es la calidad de tiempo que pasas con tus hijos, jugando, leyendo, charlando y compartiendo y no necesariamente la cantidad. Así que olvídate de los sentimientos de culpa y disfruta de tu tiempo con tu familia al máximo.